Taiwán verde: La lucha por alcanzar el desarrollo mundial sostenible

Flickr_Taiwán

En la actualidad, Taiwán se ha visto como una isla con sólidos avances económicos, con un PIB que en 2013 alcanzó los US$ 490.000 millones y un ingreso per cápita de más de US$ 20.000, para más de 23 millones de habitantes.

Pero ese avance también llevó consigo mayores niveles de contaminación, una problemática con la que el gobierno y el pueblo taiwanés luchan a diario, por cierto, con muy buenos resultados.

“Para aprovechar mejor los limitados recursos y reducir los desastres naturales, el pueblo y gobierno de nuestro país están al tanto de la importancia de la protección del medio ambiente y la conservación ecológica (…) Taiwán comparte y cumple con sus obligaciones en nombre del desarrollo mundial sostenible“, reseñó la viceministra de Relaciones Exteriores, Vanessa Y. P. Shih.

Una de las principales metas de Taiwán en la actualidad es reducir las emisiones de dióxido de carbono a los niveles del año 2005 en 2020, y bajarlas hasta niveles de 2000 en 2025. Hasta ahora, se han reducido las emisiones anuales de dióxido de carbono a un nivel entre 245 y 250 millones de toneladas métricas, lo que se acerca a la meta para 2020.

Pero el camino por el que ha conducido Taiwán no ha sido fácil. Para reducir sus niveles de contaminación, las políticas de gobierno se han dirigido desde la ciudadanía, hasta el impuso a empresas de reciclaje, que, de paso, incluyen en sus procesos productivos sustentables energéticamente.

Según el profesor Pen-Chi Chiang, director del Institute for Sustentable Energy (TAISE) de Taiwán, una de las claves ha sido la educación medioambiental, un proceso obligatorio de instrucción desde primaria hasta la universidad.

“Hemos logrado, por ejemplo, que hace algunos años cada ciudadano producía 1,2 kilos de basura, ahora produce 0,4. ¿Dónde se fue el restante 0,8? Sólo se trata de concientizar”, explicó.

En el programa de incremento de sustentabilidad energética, participan 112 empresas, que representan el 83,5% del PIB de Taiwán.

En lo que respecta al cuidado medioambiental, para reducir emisiones contaminantes y la congestión vehicular –donde predomina el flujo de motocicletas-, el gobierno implementó una medida para que los funcionarios públicos no usen sus autos una vez a la semana. Quien incumpla el mandato es multado.

Un buen ejemplo de la presencia en la educación superior del programa medioambiental, es el edificio de The Magic School of Green Technologies, de la National Cheng Kung University, en Tainan, que posee en complejo sistema de ahorro de energía y producción sustentable de la misma para su funcionamiento, a través de paneles solares, energía eólica y un sistema de ventilación autosustentable.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.



Categories: Ciudad

Tags: , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctate con nosotros

Edificio Fundadores, Badajoz Nº 45, piso 10, Las Condes, Santiago

Mesa central: 56 - 2 - 23391000
Suscripciones: 56 - 2 - 23391048

Síguenos en Facebook

x