Ya hay claras evidencias de que la Capa de Ozono se está recuperando

Un nuevo estudio que contrasta los datos de las observaciones vía satélite realizadas por el satélite Aura de la NASA y las mediciones de los niveles de cloro en la atmósfera, demostró que la disminución de este elemento, presente en los llamados clorofluorocarbonatos (CFC), prohibidos en la Unión Europea desde 1996, ha provocado una reducción de un 20% en el deterioro de la capa de ozono durante el invierno antártico.

Dos años después del descubrimiento del agujero de la capa de ozono en la Antártida en 1985, las naciones del mundo firmaron el Protocolo de Montreal, el cual regulaba compuestos que agotan dicha zona de la atmósfera donde predomina el ozono.

Los estudios anteriores han utilizado análisis estadísticos sobre los cambios en el tamaño del agujero de ozono para argumentar que el agotamiento del ozono está disminuyendo. Este estudio es el primero en usar medidas de la composición química dentro del agujero de ozono para confirmar que esa disminución está causada directamente por la reducción de los CFC.

Los niveles de cloro también habían disminuido en una tasa de 0.8% por año. Eso está acorde con las expectativas de cuánto deben haber bajado los niveles de CFC en el mismo periodo gracias a la prohibición establecida por el Protocolo de Montreal.



Categories: Cambio Climático


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctate con nosotros

Edificio Fundadores, Badajoz Nº 45, piso 10, Las Condes, Santiago

Mesa central: 56 - 2 - 23391000
Suscripciones: 56 - 2 - 23391048

Síguenos en Facebook

x