Plantar árboles ya no es una solución para eliminar el CO2

El tamaño de las plantaciones para absorberlas tendrían que ser tan grandes que eliminarían un tercio de los ecosistemas


los árboles no pueden ser el héroe que mata al malo de turno (en este caso el dióxido de carbono) y salvan a la chica (que sería el planeta Tierra). Si la idea es plantar más árboles para reducir las emisiones de CO2, la estrategia es equivocada. Así lo afirma un estudio del Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam (PIK) publicado en Earth’s Future, revista de la American Geophysical Union.

¿Por qué no puede servir sembrar la Tierra de hermosos y vigorosos árboles? Es un problema de volumen: con tan altas concentraciones de CO2 en la atmósfera, el tamaño de las plantaciones para absorberlas tendrían que ser tan grandes que eliminarían un tercio de los ecosistemas del planeta.

También desaparecerían una cuarta parte de la extensiones agrícolas dedicadas a los cultivos, que se transformarían en grandes reservas de biomasa. El efecto sobre la alimentación de la población mundial sería catastrófico.

Sin embargo, el crecimiento de la biomasa en sitios bien seleccionados, con un importante incremento del riego y la fertilización serviría para apoyar las política de reducción de emisiones de CO2, hasta lograr que el clima no aumente más de dos grados Celsius, como se ha establecido en el Acuerdo Climático de París.



Categories: Medio Ambiente


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctate con nosotros

Edificio Fundadores, Badajoz Nº 45, piso 10, Las Condes, Santiago

Mesa central: 56 - 2 - 23391000
Suscripciones: 56 - 2 - 23391048

Síguenos en Facebook

x