7 ciudades que empiezan a eliminar los autos de las calles

Luego de convivir más de 100 años en medio de los autos, algunas ciudades se están dando cuenta lentamente que este medio de transporte no tiene mucho sentido con toda la contaminación ambiental y acústica que produce.

Por ejemplo, el tráfico de hoy en Londres se mueve más lento que un ciclista promedio (o incluso que un carruaje tirado por caballos). Los automovilistas en Los Angeles pasan 90 horas al año atorados en un taco. Más específicamente, un estudio del Reino Unido indica que los conductores pasan 106 días de su vida buscando estacionamientos.

Por esta y otras razones, algunas ciudades del mundo están tomando medidas para disminuir el uso del automóvil y privilegiar otros medios de transporte. Conozca a siete de ellas a continuación:

 

Madrid

FastCompany_Madrid

Una de las medidas más importantes que tomó la capital de España es prohibir el tráfico automovilístico en algunas calles de su ciudad y aumentar el tráfico peatonal. Quien no cumpla con la norma se enfrenta a multas de más de 100 euros. La meta de aquí a los próximos cinco años es peatonalizar completamente el centro de Madrid. Así, 24 de las calles más transitadas de la ciudad serán rediseñados para caminar y no conducir.

 

París

FastCompany_Paris

Cuando el año pasado los niveles de contaminación se dispararon en París, la ciudad implementó una restricción vehicular para enfrentar la situación. La medida redujo la contaminación en un 30% en algunas zonas, por lo que ciudad ahora tiene previsto iniciar de forma permanente la restricción. Otra de las medidas recaerá sobre centro de la ciudad, en las personas que no viven en los barrios locales, quienes no podrán manejar sus automóviles los fines de semana. De ser exitosa la medida, ésta podría extenderse por toda la semana.

Además, como meta 2020, el alcalde tiene previsto duplicar el número de ciclovías de París, prohibir el uso de automóviles diesel y controlar el tráfico en ciertas calles permitiendo sólo automóviles eléctricos y otros de ultra-bajas emisiones. Pese a lo duras que suenas las medidas, el número de conductores de la ciudad ya comenzó a caer. En 2001, el 40% de los parisinos no era propietario de un auto. Ahora la cifra corresponde a un 60%.

 

Chengdu

FastCompany_Chengdu

Se trata de una nueva ciudad satélite, que se ubicará en el suroeste de China, que podría servir de modelo para un barrio moderno: En lugar de un diseño que hace que sea necesario conducir, las calles están diseñadas para que se pueda llegar a cualquier parte en 15 minutos sólo caminando.

Los planos, diseñados por arquitectos de Chicago Adrian Smith y Gordon Gill, no prohíben completamente los automóviles, pero sólo la mitad de la zona de la carretera permitirá el uso de vehículos motorizados. De una población prevista de 80.000 personas, la mayoría será capaz de caminar al trabajo en los barrios locales. El proyecto inicialmente sería estrenado en 2020, pero esta fecha podría retrasarse debido a los problemas de zonificación.

 

Hamburgo

FastCompany_Hamburgo

Aunque Hamburgo no tiene la intención de prohibir los autos en el centro de su ciudad, sí se están tomando medidas para que sea más fácil trasladarse sin conducir. Una nueva “red verde”, que se terminará en los próximos 15 a 20 años, instalará parques en toda la ciudad, por lo que será posible llegar a cualquier parte en bicicleta o caminando. La red cubrirá el 40% del espacio de la ciudad.

 

Helsinki

FastCompany_Helsinki

Helsinki espera una avalancha de nuevos residentes en las próximas décadas, pero mientras más gente llegue, menos autos serán permitidos en la ciudad. Los planes en Helsinki plantean un diseño que transformará suburbios dependientes del automóvil en comunidades densas y caminables, donde será más fácil trasladarse a través del transporte público. Además, la ciudad ha impulsado el uso de una nueva aplicación móvil que permite a los habitantes acceder de manera más rápida a una bicicleta, automóvil o taxi compartido, o encontrar el autobús o tren más cercano. El fin es disminuir el tráfico y que en una década más, sea completamente innecesario poseer un auto.

 

Milán

FastCompany_Milan

Los altos índices de contaminación están obligando a Milán a tomar medidas. Una de ellas es mantener los automóviles alejados del centro de la ciudad: Si los viajeros dejan sus vehículos en casa, obtendrán bonos gratuitos de transporte público. Para llevar a cabo esta medida, la ciudad ha implementado dispositivos que realiza seguimientos del automóvil, para que no existan engaños de quienes sí conducen al trabajo. Así, cada día que alguien deja su auto en la casa, Milán le devuelve un vale por el mismo valor de un boleto de autobús o tren.

 

Copenhague

FastCompany_Copenhague

Hace cuarenta años, el tráfico era tan malo en Copenhague como en cualquier otra gran ciudad. Ahora, más de la mitad de la población llega en bicicleta a trabajar todos los días.

Copenhague comenzó a introducir zonas peatonales en la década de 1960 en el centro de la ciudad y las zonas libres de automóviles aumentaron lentamente a lo largo de las próximas décadas. La ciudad cuenta ahora con más de 200 kilómetros de ciclovías y nuevas autopistas para bicicletas se encuentran en fase de desarrollo para llegar a los suburbios circundantes. Así, la ciudad ha alcanzado una de las tasas más bajas en Europa en cuando a habitantes con automóviles propios.

Revise el artículo completo en Fast Company.



Categories: Ciudad

Tags: , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctate con nosotros

Edificio Fundadores, Badajoz Nº 45, piso 10, Las Condes, Santiago

Mesa central: 56 - 2 - 23391000
Suscripciones: 56 - 2 - 23391048

Síguenos en Facebook

x